Basta con abrir el navegador de internet y escribir “drones” o “grabaciones drones” para encontrarnos con una amplia oferta de empresas que ofrecen drones para trabajos aéreos.  Muchos trabajan fuera de la ley.

Hoy por hoy, la única manera de saber qué empresas operadoras son legales está en el listado de operadores de drones de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, organismo dependiente del Ministerio de Fomento. Basta con cotejar la lista de operadores que periódicamente se va actualizando para saber si una empresa de drones es legal o ilegal. Más fácil imposible !

Los que trabajan al margen de la ley no se esconden. Es más, se exhiben en internet con páginas web estupendas y cuelgan en la red los videos que hacen como reclamo publicitario. El desconocimiento de la ley y la poca o mal difundida información hace que hoy por hoy el sector dron en España sea más una jungla que otra cosa. Y los profesionales reglados y asociaciones reclaman desde hace tiempo que las autoridades se pongan serias de una vez por todas y hagan cumplir la ley.  Aunque también viven con intensidad el debate de si denunciar o no denunciar a los drones furtivos.

Pablo Garaloces, gerente de Garacopter lo tiene claro: “Los profesionales del sector no podemos actuar como policía de AESA. Debemos predicar con el ejemplo trabajando con profesionalidad y respetando las leyes que nos imponen. No obstante, y en defensa de nuestra profesión y actuando con educación, si localizamos a un “ilegal” debemos avisarles de que están cometiendo un delito contra la seguridad aérea y publica e invitarles a abandonar el ejercicio. El problema inicial radica en las empresas contratantes. Tendrían que exigir la reglamentación pertinente en el momento de la contratación. Así evitaríamos negligencias e intrusismo ya que AESA no va a desplegar un ejército “de policías” RPAS“.

Domingo Llanas, propietario de Airdrone España, tampcoo es partidario de la denuncia: “Me perjudica y no lo comparto, pero no lo critico. Hay competencia desleal pero cada cuál con su propia vida. A saber porque esa persona lo ha aceptado. Puede que tenga que dar de comer a sus hijos. Yo no quiero que me crujan y no trabajo al margen de la ley. Pero no soy quien para juzgar

Para Sergi Medina, director y piloto en Octovisuals, el problema es que la legislación no ha logrado controlar a los instrusos. Paradojicamente ha creado más empresas que trabajan al margen de la ley. Una ley que Sergi define como “nada realista”, porque “nos prohíbe volar prácticamente en los sitios clave desde hace más de un año, es que las autoridades no toman medidas ni parece importarles que se cumpla le ley. Ha habido denuncias y multas por volar donde no se debe, o incluso sin los permisos y requisitos necesarios, pero ni de lejos la cantidad de sanciones que se deberían de haber impuesto.

En cuanto al dilema de denunciar a los infractores., Sergi añade: “La propia AESA reconoce que no dispone de recursos suficientes para controlar, investigar, y sancionar si es necesario, a muchos de los infractores. Además están tardando mucho en acabar y publicar la nueva legislación, que en principio se dice que será más realista. La verdad es que lo esperamos con ansia pues de ello depende el sueldo con el que se intentan ganar la vida muchas personas como yo. Igualmente, si tanto los civiles como la policía no conocen la ley ni tienen interés en hacerla cumplir, como ahora está ocurriendo, da lo mismo la legislación que se apruebe en el futuro. Llevamos un año rechazando rodajes y perdiendo dinero mientras muchos otros se hinchan más todavía precisamente por estas razones. Esto me parece totalmente injusto e inadmisible”.

Desde Cádíz me contesta Francisco Serrano Cuenca, de Ico drones. Tampoco le gusta la idea de convertirse en policía de los cielos: “Denunciar es una cosa grave. No soy policía y no quiero meterme en lios”. Hay mucha gente que se compra un “ Phantom” y se pone a trabajar, sí,  pero para “Ico Drones” no son competencia porque el cliente final sabe quien es profesional y quien no lo es”.

El presidente de Aedron, Salvador Bellver afirma que el intrusismo afecta a los operadores legales: “ Desde Aedron instamos a seguir los procedimientos legales. Las denuncias deben ser nominativas y para ello existen unos cauces establecidos. Deberán presentarse a través del Registro General de AESA, ubicado en la 1ª planta del nº 40 de la calle General Perón de Madrid, o en alguno de los lugares previstos en el artículo 38.4 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre. La denuncia, nos recuerda, deberá presentarse por escrito ante AESA haciendo constar la identidad del denunciante y aportando el mayor número posible de datos en relación con el hecho denunciado”.

Ademas, Salvador nos deja el siguiente ejemplo. Un caso hipotético que por lo visto se produce con frecuencia:

“La empresa A, S.L. es operadora y tiene unos costes de inicio de como mínimo 5.000 euros (drone, notario, operador, licencia piloto, seguros…), además, mensualmente, soporta unos costes de más de 350 euros.

 El señor B, que factura a un cliente y tiene un drone únicamente (sin licencia de ningún tipo) ha invertido unos 1500 euros.

Un cliente pide un presupuesto a “Empresa A” y a “señor B”

Coste de A: 250 euros (para amortizar costes fijos) + 50 (para amortizar obligaciones tributarias de carácter mensual y seguros) + 100 euros por la realización del trabajo + IVA = Total 484 €

 Coste de B: 100 Euros.

Para complicarlo más, el cliente acepta el presupuesto de A, pero le pide volar en población sobre un colectivo de gente. Como A es conocedor de los problemas que puede tener y puede perder su condición de operadora, declina el trabajo.

Conclusión: El “Señor B” se queda con el trabajo.

¿ Es justo?”

Qué opináis ?

Quieres leer más sobre empresas operadoras dron en España ?

Mapa Operadores dron España

Un comentario en “Drones furtivos: El sector reclama que se aplique la ley.”

  • Val Rod

    Responder

    INTRUSOS EN EL MUNDO DE LOS DRONES

    Dentro de cualquier actividad humana siempre hay quien quiere ejercerla de forma ilegal ahorrándose tiempo y dinero en formación, licencias, tasas, impuestos, etc. y el novedoso mundo de los drones (RPA’s) no iba a ser una excepción.
    Para que una empresa pueda operar con drones necesita ser operador autorizado por AESA (Agencia Española de Seguridad Aérea), y las personas que van a manejar esas aeronaves han de tener la licencia de pilotos de drones, obtenida en una Escuela de Formación autorizada por AESA.
    La realidad es que podemos ver estas aeronaves volando en nuestras ciudades (en la actualidad está totalmente prohibido), bien de forma aficionada (aeromodelos) o profesional por operadores ilegales, que se pueden enfrentar a multas entre 6.000 y 60.000€. Eso sin contar los riesgos para personas y cosas.
    En Sensei Multimedia decidimos que nuestras actuaciones estuvieran dentro de la legalidad vigente (incluso rechazando trabajos que pedían cosas ilegales) para lo que contamos con tres personas con licencias para RPA’s obtenidas en una Escuela de Pilotos de gran prestigio como es la Escuela de Pilotos Adventia en el aeródromo de Matacán y después, para seguir cumpliendo con la normativa, fuimos el primer operador autorizado por AESA en Salamanca.
    Sensei Multimedia
    info@senseimultimedia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.