El gobierno español ha pedido explicaciones a Israel por el regalo de un dron de fabricación española a Rusia en extrañas circunstancias.

El Ministerio de Asuntos Exteriores español ha emitido una “nota verbal” a la embajada de Israel en Madrid expresando su preocupación  porque considera que el hecho de que Israel haya “regalado” un dron modelo “Sniper” de la firma española “Alpha Unmanned Systems”  puede haber vulnerado la legislación que prohibe reexportar tecnología sensible. Y en este caso en concreto, por partida doble, ya que Rusia está sujeta a sanciones de la Unión Europea.

El dron “Sniper”, adquirido por el Instituto Volcani de Tel Aviv a Alpha Unmanned Systems incorpora tecnología “sensible”, incluso con algunos de sus componentes son de fabricación estadounidense, y su exportación requiere autorización expresa del Gobierno español. La Junta Interministerial Reguladora del Comercio de Material de Defensa y Doble Uso autorizó la venta de los dos modelos “Sniper” de Alpha Unmanned Systems en agosto de 2014 pero en la licencia de exportación quedaba claro que el “usuario final” era el Instituto Volcani, dependiente del Ministerio de Agricultura de Israel. Por lo tanto, el inusual regalo del dron al Primer Ministro ruso estaría vulnerando la legislación sobre exportaciones de tecnología y también vulnerando el bloqueo de comercio con Rusia establecido a raíz de las sanciones de la Unión Europea.

Además, el Gobierno español autorizó la exportación de los dos drones a Israel tras el compromiso firmado por el Gobierno de Israel de “no reexportarlo, venderlo o transferirlo” a otro país. Según fuentes del Ministerio de Economía español citadas el por el periódico El País, “no se se ha solicitado el consentimiento previo de las autoridades españolas para la reexportación de los dos helicópteros Sniper“, con lo cuál, ni la empresa fabricante ni el Gobierno de Israel habrían cumplido con sus obligaciones impuestas por la licencia de exportación aprobada en su día por España.

Este inusual incidente diplomático que alcance todavía incierto se originó el pasado 10 de noviembre cuando el primer Ministro ruso Dmitri Medvédev estaba de visita oficial a Israel. Durante la visita que hizo a las instalaciones del Instituto Volcani de Tel-Aviv, Medvédev se quedó prendado de un helicóptero de radio control fabricado por la empresa española Alpha Unmanned Systems que el Volcani había adquirido recientemente por 50.000 €. Tan ilusionado estaba con el dron español, que el ministro israelí de agricultura decidió regalárselo. El ministro israelí, Uri Ariel pensó que estaba haciendo un gesto amable con el ruso, pero el escándalo que ha organizado con este inusual “regalo” ha provocado un gran terremoto político en Israel y la indignación y sorpresa del Gobierno español y de parte de la comunidad internacional, ya que el dron del Instituto Volcani incorpora tecnología de gran valor estratégica y se ha llegado a acusar al ministro de agricultura de poner en riesgo la seguridad nacional israelí y de haber vulnerado la legislación internacional en materia de exportación de tecnología.

El director ejecutivo de Alpha Unmanned Systems, Eric Freeman, ha declarado que su empresa no solicitó ningún permiso para trasladar el dron a Rusia porque su intervención se limitó a la venta de los drones al Ministerio de Agricultura israelí, pero que “no tiene nada que ver” con el polémico regalo y posterior traslado del helicóptero a Rusia.

Alpha Unmanned Systems vendió en 2015 2 helicópteros modelo “Sniper ” a Israel para que fueran utilizados en tareas de investigación en el Instituto Volcani de Tel-Aviv, una de las principales instituciones de investigación y desarrollo agrícola de Israel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.