Se llama KATSU y es un reputado grafitero. Un artista transgresor y que en ocasiones traspasa los límites de lo legal para adentrarse en el vandalismo “puro y duro”. No lo digo yo. El mismo lo admite, y además forma parte de su personalidad como artista reconocida en todo el mundo. El pasado miércoles 29 de mayo hizo una de sus actuaciones con más repercusión mediática.

El escenario de su última actuación ha sido la ciudad de Nueva York y su herramienta de creación un “Phantom 2″ cargado con un spray de color rojo.

La víctima: Anuncio de la marca Calvin Klein protagonizado por Kendall Jenner.

El lugar: Un gran mural publicitario de seis pisos de altura, el más grande de la ciudad, en la esquina de las calles Houston y Lafayette de Manhattan.

La acción de Katsu, al margen de consideraciones artísticas, éticas y de cualquier otro tipo…es ilegal. En EE.UU y en España.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies.